Hoy en día, existe una mayor preocupación y conocimiento sobre la nutrición y los efectos que ésta tiene en nuestras  vidas. Con un aumento del número de personas que sufren sobrepeso a nivel mundial, es un buen momento para empezar a aportar nuestro granito de arena para frenar esta situación.

Desde Just Eat queremos ayudarte a crear una comida más saludable. Con unos simples cambios en tu menú, puedes dar a tus clientes unos deliciosos platos bajos en grasa.

Los clientes adorarán  tu comida

Ofreciendo opciones más beneficiosas para la salud, te abres  a más usuarios. Conseguirás que tu menú sea más atractivo, diferenciándote  así de la competencia.

Pequeños cambios hacen una gran diferencia

No es tan difícil como crees  hacer tu menú más saludable. Por  ejemplo, en lugar de freír, puedes probar alternativas, como puede ser: cocinar en el horno. Además, otro pequeño cambio puede ser reducir la crema en sopas y salsas y optar por usar yogur natural,  siempre y cuando sea posible.

El tamaño importa

Reduce el tamaño de las porciones y no llenes demasiado los envases. Controla las cantidades que cocinas.

Menos es más

Busca el uso de grasas saturadas más bajas, como el aceite de girasol. Apuesta por el yogur y la leche bajos en grasa. Agrega menos sal al cocinar – en su lugar utiliza hierbas y especias naturales frescos para condimentar tus platos.

¡Viva las verduras!

Agrega más verduras a tus platos que contengan carne, pescado y arroz. Evita aquellos que lleven verduras fritas. Apuesta por la variedad existente de platos vegetarianos y veganos.

Informa sobre los cambios

Si haces algún cambio asegúrate de informar a tus clientes, y a tu personal de toda la nutrición, ingredientes y técnicas de cocina nuevas. Anímate a comunicar tu nuevo menú a diestro y siniestro.

Explora e infórmate sobre nuevas técnicas para hacer tu menú más atractivo y contribuir a mejorar la salud de los usuarios de Just Eat 🙂